En el infierno siempre hay buenas historias



¿Por qué nos gustan las películas de terror, los thrillers, las de acción, explosiones, y violencia?

¿Tan básicos somos? ¿O simplemente somos malas personas?

Por supuesto que estoy hablando de forma generalizada. No todo el mundo es igual, tengo una amiga en particular que jamás pagaría una entrada para ver nada de lo anteriormente descrito, en su lugar, acudirá como abeja al polen, en la próxima película, serie o libro que trate sobre los aspectos emocionales del ser humano, donde los conflictos internos supongan el principal elemento narrativo.

Sin embargo, la gran mayoría de personas atiborran las salan se cine para ver desnudos, muertes violentas y explosiones.

Y es totalmente normal.

A no ser que seas un soldado de fortuna en la próxima invasión americana a algún país de difícil pronunciación, espía internacional, estrella del rock o deportista de élite, tu vida, nuestras vidas, son lo más monótonas y aburridas que hay, desde el punto de vista del entretenimiento, claro.

A nadie le interesa ver cómo nos pasamos horas de nuestra vida delante de un ordenador tecleando como locos, o acudiendo al gimnasio para rebajar las tapas y copas que nos tomamos en las noches de risas entre colegas, con chistes internos y recuerdos propios que un foráneo apenas entendería. Y sí, aquel viaje a Tailandia pudo haber sido la hostia, pero se acerca más a un documental que a una historia interesante que contar.

La vida, en general, es absurdamente aburrida, y como la adrenalina brota de la emoción, las historias en las que “algo” emocionante sucede, se convierten en la droga que nuestro cerebro necesita para empatizar con los protagonistas y “hacer suya” dicha historia.

Así es, nuestro cerebro es tan dependiente de las historias que, durante un breve periodo de tiempo, nos convence de ser paleontólogos

en busca de un arca perdida, vampiros adolescentes brillantes o incluso un vaquero de juguete.

Este es el poder del buen Storytelling, convencer a tu propio cerebro de que te está sucediendo algo impresionante mientras estás sentado.

¿List@ para otra dosis de adrenalina?

Sigue atento y no cambies de canal.




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo